Registrar tu marca presenta numerosas ventajas entre ellas la de protegerla ante terceros y convertirla en un activo para tu empresa.

Procesamos tu solicitud de marca previo estudio de su adaptación a la la Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de marcas, cumpliendo con los preceptos que establece la misma referente a las prohibiciones absolutas y relativas que se establecen en la norma.

En caso de que durante el procedimiento de inscripción de la marca alguien se opusiese, redactaríamos y presentaríamos escrito de oposición para culminar con éxito el registro de tu marca tanto nacional como internacionalmente.

Finalizado con éxito el registro de la marca ofrecemos el servicio de vigilar tu marca para que ningún tercero pueda registrar una marca que pueda ser igual o se pueda confundir con la tuya.

También te ofrecemos servicios de control de reputación de tu marca en internet, ‘controlando’ que se dice de ella en redes sociales, blog y demás webs.

Podemos asesorarte también si lo deseas en el nombre de tu marca y en el diseño de su logo, sabemos que una imagen corporativa adaptada a los valores de tu empresa es esencial para ‘captar’ a tu público y diferenciarte de la competencia.

Solicita más información