Ya casi el 80 por ciento de los usuarios de Internet están dados de alta en alguna red social, donde mantenemos conversaciones y compartimos datos con empresas y amigos.

En el uso diario de este tipo de herramientas es normal que surjan conflictos, como por ejemplo, una suplantación de identidad, que nos suban una foto que nos moleste, comentarios que puedan lesionar tus derechos, etc.

En caso de que esto ocurra nuestro equipo de abogados se pondrá a tu entera disposición, procediendo a la retirada de los contenidos y reclamando una indemnización económica para resarcir los daños causados, somos tu empresa de reputación online.

Solicita más información